¡¡¡Oh!!! Blanca Navidad…

Ya ha llegado, ya está aquí. Fechas tan marcadas, tan esperadas por unos y tan pocos deseadas por otros, pero siempre especiales. Es un buen momento para redecorar nuestra casa, vestirla de fiesta y llenarla de buenas intenciones y grandes deseos. Son muchos los modelos a seguir para montar la decoración navideña, pero lo más sencillo es elegir un color que predomine en todo, y este año es el blanco y los elementos decorativos nórdicos los que se llevan la palma.
Para la mesa, principal centro de reunión de estos días tienes muchas opciones para que dejarla bonita y muy, muy especial. Busca un bajo plato rojo y pon sobre él una vajilla blanca, aunque no sea de lujo, con pequeños detalles quedará una mesa estupenda. Puedes complementar con servilletas de papel, también en tonos rojos o navideños. Añadir al conjunto una cinta para sujetar los cubiertos hace que tu mesa sea distinta y tenga un toque especial.
Otra opción es recortar el motivo navideño de las servilletas de papel y colocarlo sobre el platillo del pan. Para el centro de mesa puedes elegir unas velas, piñas y un poco de pino verde. Tendrás así la mejor mesa de Navidad, en la que se verá el amor por los detalles, todos realizados por ti.

Mesa Navidad